Sus resultados de búsqueda

¿Quiénes son los más ahorradores? Un análisis pormenorizado

Publicado por Robert Adell en 25 junio, 2018
| 0

La cultura del ahorro está muy instaurada en nuestra sociedad, con independencia de nuestra edad o de donde vivíamos.  Sin embargo, es evidente que todos no utilizamos las mismas estrategias, ni somos tan efectivos a la hora de conseguirlo. Generalmente, cuando decidimos ahorrar una parte de nuestros sueldos, es porque queremos alcanzar la consecución de un sueño determinado. A corto plazo, la mayoría ahorramos para costearnos un viaje o para poder comprar la casa que deseamos. Otra de las opciones que más demanda el ahorro continuo, es poder adquirir las tecnologías más punteras del sector.

Desde Domusblue, sabemos que la capacidad de ahorro va variando en función del momento evolutivo en el que nos encontremos. Lógicamente, en nuestra juventud, es casi impensable el marcadnos objetivos de ahorro, dado que nuestra solvencia procede de la cantidad que nuestros padres decidan asignarnos.

Actualmente, los menores de 30 años, tienen una muy limitada capacidad de ahorro. Esto es debido a que requieren invertir muchos años en el proceso de formación, incorporándose más tarde al mercado laboral. Además, cuando consiguen acceder a él, los sueldos de los que disponen son muy limitados. Por tanto, el ahorro en su caso es mínimo. De hecho, hasta que no nos acercamos a los 40, no parece que comience a incrementarse esa capacidad.

Si analizamos las diferencias en función del género, en general, las mujeres ganan con mucha diferencia a los hombres en su capacidad de ahorro. Es más, son capaces de ahorrar más, en menos tiempo, a lo largo de toda la vida.

Por último, en función de la ubicación geográfica, también podemos encontrar diferencias. Se aprecia que una mayor tendencia al ahorro en las comunidades situadas al norte, frente aquellas que se encuentran en el sur. Entendemos que las diferencias climáticas y de estilo de vida, provocan un claro efecto en ello.

Si bien hay que entender que hablamos de manera muy generalista, habría que analizar los casos particulares. Ahí, con una alta probabilidad, encontraremos diferencias importantes que podrían matizar todos estos aspectos. No obstante, consideramos importante estas cuestiones, dado que van a aportar importantes implicaciones a la hora de poder comprar o alquilar cualquier tipo de propiedad.

 

 

 

 

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Pagos hipotecarios: