Sus resultados de búsqueda

¿Pensando en comprar una vivienda? Conoce los pisos de los bancos

Publicado por Robert Adell en 18 junio, 2018
| 0

Una de las opciones inmobiliarias que más interés ha suscitado en los últimos tiempos, son los pisos que ponen a la venta los bancos. Estas propiedades se diferencian de otras por los precios tan competitivos que presentan. De hecho, los grandes buscadores de gangas son los que, con más pasión, tratan de adquirirlos. Aunque actualmente en Barcelona, no exista mucho mercado en este sentido, dada la alta demanda a la hora de buscar vivienda, en Domusblue nos preocupamos porque nuestros clientes tengan toda la información que requieren. Por este motivo, queremos comentarte las ventajas y desventajas de este tipo de adquisiciones.

Además del precio que disponen, las entidades bancarias suelen ampliar los porcentajes de financiación para estos inmuebles. Esto facilita considerablemente la compra, dado que se ofrecen unas claras ventajas para poder pagar de una forma cómoda y asequible las cuotas. No obstante, esta situación es el resultado de los deseos de las entidades bancarias de darle salida a estas propiedades y recuperar liquidez.

Como bien sabrás, cuando vamos a adquirir un inmueble, debemos abonar una serie de gastos relacionados con este proceso. Notarios, registradores de la propiedad y los gastos de venta, siempre han ido asociado al comprador. Sin embargo, en el caso que nos ocupa, la entidad incluye todos estos gastos dentro de la financiación.

En cuanto a los inconvenientes que podemos identificar, destaca la falta de información que se ofrece en lo que respecta a la propiedad. Generalmente, no vamos a disponer de planos, ni tendremos una idea previa del estado de las instalaciones y las posibles reformas que va a necesitar. Todo lo cual supone comprar a ciegas.

Además, la oferta de este tipo de piso, normalmente, no abarca a todas las zonas de la ciudad. Es más, resulta habitual encontrarnos varios inmuebles en las mismas ubicaciones o en zonas periféricas. Por tanto, aunque pudiéramos tener interés por comprar directamente a una entidad bancaria, podemos encontrarnos que lo que ofrecen, no resulta de nuestro interés o no se adaptan a nuestras necesidades. De modo que deberemos desechar esta posibilidad.

 

 

 

 

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Pagos hipotecarios: